música

Seguidores

lunes, 2 de mayo de 2011

Una vez un rey dió una fiesta. Invitó a las princesas más bellas del reino,las cuales buscaban esposo.
Un soldado de la guardia vió pasar a la hija del rey.Era la más bella de todas.Él se enamoró en seguida pero,que podía hacer un pobre soldado ante la hija del rey?
Finalmente un día consiguió encontrarla,y le dijo que no podía vivir más sin ella.La princesa quedo tan impresionada por ese fuerte sentimiento que le respondió al soldado:

-Si sabes esperar cien días con sus cien noches bajo mi balcon seré tuya.
El soldado emocionado fue allí con una silla y espero un día,dos,diez,veinte días!...
Todas las noches ella lo controlaba por la ventana.Él no salía de alli!
Con lluvia,viento o nieve él continuaba allí.Los pajaritos le cagaban encima,las abejas se lo comían vivo,pero él no se movía....
Despues de noventa noches él ya no era el mismo,estaba transformado.Había adelgazado mucho y estaba palido,le caían lagrimas de los ojos y ya no podía contenerlas porque ya no le quedaban fuerzas ni para dormir...y la princesa continuaba mirándole.
Cuando llegó la noche noventa y nueve el soldado agarró su silla y se fue.
El escritor de este cuento no le puso moraleja,el final era:

-No lo he entendido,me lo explicas?.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Cuando tenga valor para hablar diré que tengo miedo de vivir sin volver a escuchar cómo suena un
'te quiero'