música

Seguidores

lunes, 6 de febrero de 2012

Dicen que el negro es la mezcla de todos los colores, es capaz de absorber los distintos tonos y dar lugar al más oscuro de todos, pero al más elegante.Nos reímos de las caídas ajenas, pero odiamos que se rían de las nuestras, preguntamos por la vida de los demás, pero la nuestra es privada, siempre vamos a contracorriente del mundo, lo que es bueno para nosotros, no lo es para los demás y viceversa.Pensás. Sonreís dos veces y vuelves a pensar en lo complicados que somos. No sabemos lo que queremos, hoy blanco, pero mañana un negro grisáceo. Afirmas un "si " o un "no" rotundo, pero en tu cabeza retumba el "quizás" y el " tal vez".Tratamos de decidirnos por un opuesto de la cuerda, pero los intermedios también existen, en cierto momento pueden servir de apoyo para descender a la realidad y no caerse de golpe.Las cosas fluyen por si solas, el tiempo no acelera ni frena porque alguien diga que se baja en la próxima parada, quizás nadie le espera en el siguiente destino, pierde sus maletas por el camino o sencillamente se duerme en el tren. En ese caso te despertarás en la parada número 1708 preguntándote porque nadie te despertó, porque nadie fue capaz de decirte que era la hora de que bajaras, porque todo el mundo estaba en su mundo, tantas preguntas para nada ,la conclusión es fácil de averiguar, a nadie le interesaba que bajaras del tren.
Porque al fin y al cabo somos como fantasmas, podemos estar presentes de cuerpo pero no de espíritu y viceversa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Cuando tenga valor para hablar diré que tengo miedo de vivir sin volver a escuchar cómo suena un
'te quiero'